jueves, 25 de febrero de 2010

PARA FRAN: CELIBIDACHE 11. SOBRE DIOS.

"No existe ninguna religión verdadera o falsa.
Pero, por favor, practique una, sea la que sea!
Todo lo que los humanos toman por Dios, no tiene nada que ver con Dios.
Dios no es ninguna idea.
Hay que dejar de intentar explicar lo inexplicable.
¡Ese terrorismo del pensamiento!"

"Cuando era joven, había algo sacerdotal en mí.
Uno de mis deseos era ser cura en una iglesia protestante en Noruega, para poder reunirme con los feligreses en la misa de los domingos.
Ésos eran mis sueños."

"Me interesan mucho las doctrinas espirituales de Asia.
Soy budista zen practicante, y a esta disposición interior debo agradecerle el haber eliminado cualquier forma de duda en mí."

"He hallado la absoluta paz.
Ya nadie me puede utilizar como diana.
Las balas rebotan."

"Lo único que puedo decir es que sin el zen, jamás habría descubierto este increíble principio: que en el comenzamiento está el fin.
La música no es otra cosa que la materialización de este principio."

"Para nosotros los europeos, la cuestión que plantea el zen es difícil de entender.
Cuando el alumno pregunta:
-¿Qué se esconde detrás del pensamiento?
la respuesta del patriarca es:
-La realidad.
Real es aquello que siempre existe.
Yo, en tanto que hombre, soy efímero, pero no todo en mí es efímero.
Si no, la realidad no tendría ningún sentido."

"Si yo tuviera en la vida la seguridad que tengo en el terreno de lo musical, otro gallo cantaría. Pero no la tengo.
Descubrí demasiado tarde el amor a Dios."

"Si actualmente mi manera de pensar no es intelectual, ello debo agradecérselo a Bante, mi primer maestro.
Me he dado cuenta de que nos esforzamos en cosas que no darán ningún resultado.
En la bondad, en la participación del dolor ajeno, podemos alcanzar mucho más de lo que en nuestro día a día ofrecemos.
Él me influyó y me enseñó que lo único realmente bueno que debo disfrutar ilimitadamente es la libertad."

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada